Semana Santa: Platos obligados durante esta temporada


Si te preparas para disfrutar de la semana santa en Guatemala obligadamente debes probar estos ricos platillos, llenos de fervor, tradición y arte culinario sin igual. Empezamos con las ricas Empanadas Dulces.  Hechas con parte proporcional de harina de trigo y Salpor horneadas y rellenas con Manjar blanco de leche cocida, canela y algunos otros ingredientes al gusto de quien lo prepara.


Garbanzos en dulces.

También conocidos en el altiplano del pais como Garbanzos en Miel, se ponen los garbanzos en agua de sal un día antes. Se pelan y se ponen a cocer, sin destaparlos, porque si se destapan antes de tiempo se "pasman", es decir, ya nunca se cuecen.


Bacalao envuelto en huevo.

Tradicional plato de Semana Santa que lleva la siguiente preparación "Arveja, papa, ejotes en cantidades proporcionales, tomates, chile pimiento, cebolla, chile guaque, zanahoria. Las arvejas se pelan, el ejote, la papa y la zanahoria se pican finamente; mientras se prepara esta verdura, se está sancochando el bacalao (que previamente se ha puesto en agua); en el agua donde se sancochó el pescado se cocen las verduras ya picadas. Si se quiere con el tomate se prepara una salsa o un recado frito.


Tamalitos de viaje. 

Típica comida de la abuelita, acompañados de un delicioso termo de café, maleta de frijoles y huevitos duros.  El proceso de preparación es sencillo y barato. Se necesita masa de maíz, aceite vegetal, consomé de pollo, tuza de elote para envolverlos y sal al gusto. En un recipiente se mezcla la masa, sal y consomé hasta que se hace una bola de tamaño considerable. Se envuelve y hierve hasta que esté cocida.


Hojuelas de Semana Santa.

Elaboradas con harina de salpor (polvo de maíz de alta calidad) o de pan, que llevan como ingredientes huevos, zumo de una naranja un poquito de sal. Las hojuelas se fríen, remojándolas con zumo de naranja. Después de fritas se bañan con miel blanca y se adornan con hinojo.

Torreja o mollete. Postre tipico de cuaresma y semana santa. 

Postre tradicional que tiene como base un pan dulce de los grandes (pueden costar Q.5.00 o Q10.00), a dichos panes se les extra la miga la cual posteriormente se adereza con crema, azúcar, y polvo muy fino de canela. 

Los panes todavía vacíos deben ser remojados con una miel hecha con agua y azúcar, con un poquito de licor. Luego se vuelven a rellenar, con la pasta hecha con la miga, se tapan, se envuelven en huevo y se fríen. Ya fritos, se colocan dentro de un recipiente con la misma miel mencionada y se deja que hiervan un poco. Para servirlos se les pone un poco antes una ciruela seca.

Fuente: Victor.Typepad.com
Imagenes: Google

Pages